Un-Piso-para-Cada-Industria

Un piso para cada industria

Los pisos industriales son estructuras en concreto con características muy específicas a nivel de ingeniería, diseño, materiales y recubrimientos, que ofrecen soluciones de alta calidad a las diferentes industrias.  Para lograrlo, un piso industrial debe cumplir con las características de durabilidad, resistencia, eficiencia y rentabilidad que exige cada tipo de empresa o fábrica, al mismo tiempo que debe ofrecer otros beneficios como ser fácil de limpiar y mantener, mientras conserva un agradable aspecto estético.

Es así como cada tipo de empresa tiene unos requerimientos especiales según su actividad. Para determinar cuál es el piso industrial adecuado para tu actividad, hemos desarrollado este listado de características que debe cumplir con un piso industrial según tu actividad.

Pisos en la industria de alimentos

En la industria de alimentos son bien conocidas las normas de estándares de calidad como la NOM-251-SSA1-2009 que busca garantizar la higiene en los procesos de producción de bebidas y alimentos, esta norma también involucra las condiciones en las cuales deben permanecer los pisos de las diferentes áreas.

Estas son algunas de las más comunes: el piso debe ser impermeable para que no permita el paso de ciertas sustancias o materiales al subsuelo, también debe ser homogéneo y liso, de tal forma que los materiales mantengan su continuidad en las bandas y máquinas utilizadas. Por supuesto debe ser resistente a las cargas y fácil de limpiar para su sanitización. Lo más relevante es que se mantenga la asepsia.

Pisos en la industria química

Para la industria química es fundamental contar con un piso resistente a las abrasiones y a las sustancias altamente corrosivas como los ácidos, solventes, aceites o gasolina, ya que en caso de derramamientos o salpicaduras, pueden afectar seriamente un piso de concreto común. Por esta razón, un piso con acabado epóxico ofrece la resistencia ideal para exponerse a productos corrosivos, gracias a sus componentes y a su espesor que oscila entre los 3 y 6 mm, y  ofrece la mejor solución.

Pisos de alta resistencia para centros de distribución o industria pesada.

El manejo de maquinaría pesada exige una superficie altamente resistente a los impactos y al desgaste, sobretodo en juntas aserradas o de control. Ya que tanto los pesados montacargas como los patines dañan el piso y estas a su vez dañan tanto el equipo como al operador. La mejor solución es un piso postensado ya que reduce al mínimo el mantenimiento y tiene una vida útil extensa.

Pisos para el sector salud

Estos pisos industriales también son considerados sanitarios/antisépticos ya que son utilizados en lugares donde se requiere estricta asepsia y enormes condiciones higiénicas. Estos deben ser totalmente lisos, sin grietas ni uniones entre muros, ya que no debe quedar espacios donde se pueda acumular el polvo, la suciedad o los microorganismos. De la misma forma, un piso de estas características es más sencillo de limpiar y mantener. Ideal para quirófanos, hospitales, clínicas y laboratorios. La respuesta es un piso epóxico con zoclo sanitario, en algunas ocasiones es necesario que sea antiestático.  

Hangares

El almacenamiento de aeronaves exigen una superficie altamente resistente a los impactos y al desgaste constante, es por ello se recomienda un postensado ya que reduciremos a la máxima expresión el mantenimiento. Se puede complementar con un desbaste o abrillantado para dar un acabado tipo espejo que nos permite contar con una estética impecable.

Estacionamientos

La circulación constante de autos nos exige una superficie altamente resistente a los impactos y a la fricción permanente, razón por la que se recomienda un piso epóxico. Sin embargo para los presupuestos más ajustados un piso con fibra de polipropileno de alto desempeño es una solución ideal. La idea de los estacionamientos es tener un flujo constante con el menor mantenimiento para que sea rentable.

Construcción-2017

¿Cómo será el 2017 para el sector de la construcción en México?

Más allá de las reformas estructurales presentadas por el Gobierno en los años anteriores, en el 2017 al sector de la construcción en México, le impactaran el aumento en el precio de los insumos como el acero y el cemento, la coyuntura política y la falta de una cartera de proyectos de obras con inversión pública y privada.

Se espera que en el 2017, la industria tenga un crecimiento consolidado entre el 1.5 y 2% (se preveía 3%); aunque las cifras son positivas, en definitiva no son las necesarias para impulsar un sector de esta magnitud, sin embargo gremios como la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, se mantienen optimistas sobre una posible recuperación gracias al desarrollo de proyectos de capitales mixtos.

También es importante considerar los recortes presentados en el más reciente Presupuesto de Egresos de la Federación para la obra pública, “se puede tener un efecto de suspensión o baja actividad en el primer trimestre de 2017, pero estoy seguro que en adelante se van a presentar oportunidades en los proyectos de Gobierno que ya existen con recursos privados”,  afirmó Gustavo Arballo, presidente de la CMIC y agregó “pareciera que todo es el gobierno, cuando en el sector de la construcción la parte más importante de la inversión viene del sector privado”.

Desde su perspectiva, contar con un banco de proyectos que genere confianza entre los posibles nuevos inversionistas, es clave. Recientemente, Arballo participó en una reunión de infraestructura con los países que integran la Alianza del Pacífico: Perú, Chile y Colombia, “en donde es claro que México ha tomado un papel de liderazgo, a pesar del bache por el que atravesamos”.

Entre las conclusiones a las que se llegó en la cumbre, está  buscar recursos de la banca mundial para generar un fondo de infraestructura que pueda ser aplicable a cada país, por lo cual es fundamental contar con una adecuada planeación y un banco de proyectos.

Estos son algunos de los proyectos que podrían impulsar la inversión en México en el 2017 y el 2018, para los cuales se invierten un mínimo de 500 millones y hasta 169 mil millones de pesos.

  1. Nuevo AICM
    Inversión aproximada (mdp): 169,000
    Tipo: Comercial y Operacional
    Desarrollador: Múltiples desarrolladores
  2. Maranta Bosques
    Inversión aproximada (mdp): 1,000
    Tipo: Vivienda
    Desarrollador: Vertex Real Estate Investors, Acciona Parque Reforma y LAM Arquitectos
  3. Miyana
    Inversión aproximada (mdp): 7,000
    Tipo: Mixto
    Desarrollador: Grupo Gigante Inmobiliario
  4. Toreo
    Inversión aproximada (mdd): 12,000
    Tipo: Mixto
    Desarrollador: Grupo Dahnos
  5. Corporativo San Ángel
    Inversión aproximada (mdp): No disponible
    Tipo: Oficinas
    Desarrollador: Grupo Arquitech
  6. Basalto Torre
    Inversión aproximada (mdp): No disponible
    Tipo: Vivienda
    Desarrollador: Grupo Copri
  7. Adamant León
    Inversión aproximada (mdp): No disponible
    Tipo: Vivienda
    Desarrollador: Milk Life Investmen
  8. Punto Polanco
    Inversión aproximada (mdd): 56,000
    Tipo: Oficinas y comercial
    Desarrollador: GFa Grupo Inmobiliario
  9. Vía Vallejo
    Inversión aproximada (mdp): 5,580
    Tipo: Mixto
    Desarrollador: Grupo IPB
  10. Plaza Parque Jardín
    Inversión aproximada (mdp): 500
    Tipo: Comercial
    Desarrollador: Grupo Copri

Fuente: El Financiero

handshake-1513228_1280

¿Cómo estará la contratación en el sector de la construcción en el 2017 en México?

Es bien sabido que el sector de la construcción tiene un peso muy importante en la economía del país, sin embargo, año tras años diferentes factores han desplazado esta industria de los primeros lugares en aportes al Producto Interno Bruto (PIB) y en términos de generación de empleo.

A pesar del posicionamiento en la economía de otros sectores como la manufactura, las comunicaciones, el transporte y el comercio; la construcción sigue aportando entre el 6.5% y 7.0% del PIB y reporta planes de contratación optimistas para el primer trimestre del 2017, según información proporcionada por la consultora Manpower Group. 

encuesta-q1

Tomado de Encuesta de Expectativas de Empleo Manpower Group México

La expectativa de generación de empleo en el sector de la construcción permanece estable en +9%, (con un incremento de 4 puntos en comparación al trimestre anterior), pero con leve disminución (2 puntos porcentuales) en la contratación anual.

A pesar de que será un año de crecimiento moderado para la economía mexicana, debido al escenario externo, la volatilidad del dólar, la reducción al déficit público por 99 mil 90 millones de pesos y la persistencia de los precios bajos de materias primas como el petróleo, los metales Industriales y los alimentos; se espera que la contratación en la construcción sea más fuerte en el Norte y Noroeste del país.

A mediano plazo, diversos proyectos y licitaciones público- privadas que inician en el país darán la oportunidad de incrementar estas expectativas de contratación, es importante monitorear el impacto de las recientes reformas estructurales, principalmente la energética, la de telecomunicaciones y la financiera, las cuales proponen un nuevo marco jurídico más sólido y flexible para los distintos sectores económicos.

Vale la pena destacar que con la reforma energética se abren esquemas de participación privada, principalmente para la exploración, producción y distribución de petróleo y gas, así como en la generación de electricidad en todas sus modalidades.

Por otra parte, la construcción del Nuevo Aeropuerto internacional de la Ciudad de México es un ejemplo de la modernización que da la oportunidad de participación de empresas constructoras mexicanas en el desarrollo de proyectos de gran envergadura, afirma el estudio de Perspectivas del Sector de la Construcción realizado por la Cámara Mexicana de la Construcción CMIC.

crane-1719539_1280

Tendencias en maquinaria de carga que pueden incrementar la rentabilidad de su negocio

Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las industrias que tienen un alto volumen de operaciones que dependen del almacenamiento y el uso de vehículos de carga de materiales, es la elección de una tecnología que garantice la agilidad, operabilidad  y la rentabilidad de sus negocios.

Dentro de la industria del manejo de materiales existen diversas inquietudes alrededor del uso de las tecnologías logísticas que tienen una relación directa con  su entorno, como por ejemplo los los vehículos guiados automatizados (AGV´s – Automatic Guided Vehicle), los montacargas tradicionales, etc.

Con el fin de determinar los sistemas que más beneficios pueden aportar al modelo de manejo de materiales que existe en cada empresa es importante que se determinen los retos y oportunidades que tiene el área de carga, para alinearlos con la infraestructura y las tendencias tecnológicas existentes.

Estos son algunos de los sistemas que han evolucionado para prestar un mayor desempeño a la industria de carga y las tendencias que se extenderán en los  próximos años:

Del patín hidráulico al patín eléctrico

Los patines hidraulicos ayudan a la acomodación de las mercancías basados en principios hidráulicos que demuestra que más fácil jalar y empujar el peso que levantarlo; sin embargo este método suele causar un enorme desgaste en los trabajadores que se enfrentan a largas jornadas o distancias.

Con la llegada de los patines hidráulicos eléctricos se pudo desarrollar operaciones de carga de mayor distancia, cargar y descargar objetos en espacios reducidos o realizar operaciones a bajo nivel en forma constante.

Actualmente podemos encontrar en el mercado algunos patines eléctricos que cuentan con espacio para el conductor dentro de la propia máquina, un diseño que favorece la comodidad del operador, quien puede ir a pie o manejando el dispositivo.

Del Montacargas a los Vehículos Guiados Automatizados

El montacarga es un vehículo  de transporte que puede ser utilizado para transportar, remolcar, empujar, apilar, subir o bajar distintos objetos y elementos.

La característica principal de este medio móvil es su capacidad de soportar peso, lo cual simplifica el movimiento, traslado y orden de mercaderías en uso industrial o comercial especialmente.  El montacarga es un vehículo que necesita constante capacitación de los operadores para controlar la maquinaria y evitar cualquier tipo de accidente.

Actualmente encontramos montacargas de avanzada con dirección hidráulica, aire acondicionado, vidrios eléctricos, bloqueo electrónico de puertas, espejos exteriores eléctricos con desempañador, protector contra piedras, objetos y  alarma sonora.

Sin embargo, una de los sistemas que más sorprenden es la utilización de nuevos recursos para el movimiento de los vehículos (incluyendo cables en el piso, bandas magnéticas, navegación láser, sensores, comunicación Machine to Machine M2M) que reducen al máximo la interacción humana.

Los Vehículos Guiados Automatizados o AGV´s, por su sigla en inglés, son vehículos de transporte que pueden trabajar de forma continua 24/7 y son una gran alternativa para la carga en áreas frías o en cualquier situación donde los operadores no están confortables por largos tiempos.

Aunque su velocidad de movimiento es más lenta que la de un montacarga tradicional, poseen distintos elementos de seguridad para la detección de objetos, dispositivos anticolisión y detenimiento, cámaras, sensores láseres, bumpers y luces de alarma, que trabajan para reducir las colisiones y los accidentes en el almacén.

Sin embargo, es un sistema que sólo puede ser implementado en pisos industriales que no hayan sufrido abrasiones, fisuras, alabeos, etc, pues cualquier anomalía del suelo perjudica  el movimiento del vehículo y podría ocasionar la parálisis total de producción de su organización.

Si su empresa está lista para dar un paso más allá en la tecnología y poner a su servicio dispositivos de punta, es indispensable considerar el entorno en el cual será utilizado.

Si quiere conocer más sobre las tendencias de maquinaria de carga y el tipo de pisos que se necesitan para su correcto funcionamiento, consúltenos, podemos ayudarlo.

 

nuevos-retos

Los retos de ingeniería en la construcción del nuevo aeropuerto de CDMX

En el año 2014, el Gobierno Nacional confirmó la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), una necesidad imperativa si se tiene en cuenta que tras cumplir 62 años de operación,  su capacidad fue rebasada unas 52 veces en el año.

Según un análisis presentado por el Programa Nacional de Infraestructura (PNI) 2014-108, la capacidad del aeropuerto de Ciudad de México es de realizar 62 operaciones cada 60 minutos y se llegó a registrar hasta 74 incidencias por hora en el 2012.

El proyecto que tendrá la capacidad de transportar a 120 millones de personas al año, hasta 4 veces más de la capacidad actual, contará con una inversión de 169 mil millones de pesos

Y se desarrollará en un territorio de 12,500 hectáreas en la zona contigua del actual aeropuerto que corresponde a la reserva federal del lago de Texcoco.

Ocho proyectos fueron presentados para participar en el proceso de licitación, que finalmente fue concedido al arquitecto británico Norman Foster y al mexicano Fernando Romero, una obra que se destaca por su propuesta de diseño que intenta conectar los mexicanos con sus antepasados y por su  de sostenibilidad ambiental, ya que será el primer aeropuerto fuera de Europa con cero huella ambiental.

Los especialistas afirman que para la construcción de la obra se requerirán 10 años y su desarrollo se llevará a cabo en tres etapas; en la primera se desarrollará tres pistas de uso simultáneo para transportar 50 millones de personas, una terminal y una torre de control, la segunda parte contempla la construcción de seis pistas para 120 millones de pasajeros.

Aunque los detalles de la última fase aún no han sido ultimados, el primer mandatario adelantó que se planea  la construcción de una zona habitacional con áreas comerciales, culturales y deportivas para los trabajadores del aeropuerto.

Este será sin duda será uno los proyectos de infraestructura más grande del país de la última década, el cual representa todo un reto a nivel de ingeniería y urbanismo para el desarrollo de la obra dentro de los tiempos y el presupuesto destinado.

La experiencia internacional en la construcción de obras aeroportuarias ha demostrado que proyectos de este nivel de complejidad siempre llevan consigo sobre costos y atrasos en la construcción, tal es el caso del aeropuerto internacional de Denver, que tuvo una planeación de inversión de 3.200 millones de dólares y finalizó con un costo de 5.200 millones y tuvo un retraso de 16 meses.

Según vario especialistas, estos serían los dos retos de ingeniería que debería afrontar la construcción del nuevo AICM:

 

  • Reto hidrico

 

José Luis Luege Tamargo, extitular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y presidente de la asociación Ciudad Posible, advirtió sobre el riesgo de modificar la función de “vaso regulador” que cumple hoy el Lago Texcoco  “alterar su función podría causar un caos hídrico para la ciudad”, afirmó.

En otra época el lago Texcoco hizo parte de la colección de acuíferos de la zona central del país, el avance de las ciudades prácticamente lo seco y hoy su aporte radica en su función como regulador del exceso de agua como afirma Luege.  

Sin embargo, el actual director de Conagua, David Korenfeld, aseguró que el gobierno federal se encuentra realizando obras para garantizar la seguridad de la zona en periodos de lluvias: “La ingeniería puede hacer que una zona inundable, no lo sea. Se deben hacer evaluaciones, ver la capacidad que se tiene para regular una venida muy grande de agua”

Aunque varios especialistas se han declarado a favor y en contra de la realización del proyecto en la zona, no hay duda que el reto principal será la evaluación del riesgo pluvial que implica para la CDMX.

  1. Reto de suelos

La calidad y la composición del suelo es un factor importante a la hora de desarrollar un evaluar la viabilidad y los costos de construcción de una infraestructura tan pesada, como lo es un aeropuerto.

Es bien conocido que el suelo del área de Texcoco es altamente salino y de consistencia gelatinosa; un suelo inestable y  poco apto, al igual que el suelo del actual aeropuerto.  “Cada año el AICM registra en sus pistas un hundimiento de 10 cm (…) así que cada seis meses se quita el caucho de la quema de llanta y se nivela con más asfalto. En Texcoco sería así, aunque las técnicas de construcción han mejorado y se puede hacer un mejor pilotaje. Eso se puede resolver”, explica Fernando Gómez exfuncionario de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y consultor independiente en aeronáutica.

Por otra parte, Jorge de la Madrid Virgen, coordinador del Comité de Infraestructura del Transporte del Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) explica que para lidiar con suelos blandos “existe la ‘sección compensada’, desarrollada por Ingeniería de la UNAM, que consiste en excavar material blando y sustituirlo por material ligero  (como el tezontle) y resistente para soportar a las aeronaves. También deberán cimentarse los edificios mediante pilotes de concreto armado, denominados de fricción”.

7-tips

7 Tips para evitar los defectos y fisuras en la instalación de pisos industriales

Cualquier proyecto de construcción está expuesto a eventualidades que pueden afectar la calidad del producto final, sin embargo, al contar con una correcta planeación y un buen trabajo en equipo, tanto de los ingenieros, arquitectos, personal de construcción y cliente, se puede lograr una buena planeación que minimice los riesgos.

En el caso de la instalación de elementos estructurales como los pisos industriales, se requiere un cuidadoso y detallado proceso de diseño y construcción, que está orientado a reducir al máximo las deformaciones, los sobrecostos y la dilatación del  tiempo de ejecución del proyecto, así como alargar la vida útil del mismo.

El concreto, al igual que otros materiales de construcción, se contrae y expande con los cambios de temperatura, y se puede deformar dependiendo de la carga, las condiciones de apoyo (terracería) y el alabeo.

Estos son algunos de los problemas más recurrentes de los pisos industriales: diseño defectuoso, alabeo, mantenimiento de juntas, mantenimiento de fisuras, daño en montacargas, daño en juntas, paros en operación e incluso pueden provocar daños en las mercancías del usuario.

La vida útil de un piso industrial depende básicamente del uso o abuso del piso, del respeto de las cargas de diseño, del conocimiento e información que se tenga del proyecto y de tener la menor cantidad  de ml. de juntas.  Estos son algunos tips básico que pueden reducir y controlar los defectos o fisuras de los pisos:

  1. Antes de iniciar el proyecto reunir toda la información posible: Es importante realizar juntas previas entre el proveedor especializado y el usuario para indagar el uso del piso, carga puntual y uniforme por m2, el tipo de estantería que se va a utilizar, los montacargas y su tipo de llantas, el mantenimiento que se prevé, cambios en el futuro, etc. Incluso es importante tener información, que puede no ser cuantitativa, como las expectativas del cliente, con el fin de prevenir cualquier imprevisto.
  2. Determinar la menor cantidad  de ml. entre juntas: Las juntas mal ubicadas o insuficientes pueden causar fisuras que comprometan la estructura. Se debe calcular el espacio adecuado para que el concreto logre disipar los esfuerzos, que generalmente son entre 20 y 24 veces el espesor de la losa, también se deben tener en cuenta elementos como las columnas, los fosas, la cámaras y los registros, ya que pueden representar una reducción de sección o sección irregular y no olvidar tener en cuenta la compactación de la base.
  3. No realizar cortes poco profundos:  En la aparición de fisuras también puede incidir los cortes poco profundos, estos deben ser lo suficientemente profundos para inducir la fisura por este punto, alrededor de 1/3 o ¼ del espesor de la losa.
  4. Incorrecta instalación: En este punto se aglomeran diferentes factores  metodológicos que inciden en la aparición de grietas o fisuras. Se deben evitar, por ejemplo, realizar el vaciado del concreto cuando se cuenta con techo y muros. Ya que permite que factores como la humedad, la temperatura del ambiente, la velocidad del viento o la temperatura del concreto, se tengan un poco más controladas y no ocasionen fisuraciones por contracción plástica. También se han detectado otros errores cruciales de instalación como la incorrecta compactación de la base o ligar elementos al piso como muros o columnas.
  5. Realizar corte tardío de juntas: En las construcciones siempre ha sido una dificultad mayor determinar el tiempo de corte de juntas. El tiempo adecuado, se refiere al periodo de tiempo después de la colocación, cuando se puede cortar sin que genere desprendimiento de material y justo antes de que se fisure, para esto se requiere contar con personal capacitado y el equipo necesario.
  6. Falta de mantenimiento: Si el piso no cuenta con el mantenimiento adecuado o no se reparan oportunamente los pequeños imperfectos, pueden llegar a representar problemas mayores como paros de operación o un elevado costo de mantenimiento en montacargas.
  7. Mala calidad de los materiales: Algunas empresas constructoras con la intención de economizar, utilizan materiales de baja calidad o en menor cantidad de la que se debe usar, en este caso es inminente la aparición de grietas e incluso, el colapso de la estructura. Por lo que recomendamos no economizar en la calidad de materiales. Lo barato a largo plazo es lo más caro.
postensado

6 Razones por las que el concreto postensado es más rentable que el concreto tradicional

Según el Instituto Americano del Concreto (ACI), los pisos se pueden clasificar de acuerdo a su uso o sistema constructivo, existen 9 clases de pisos de concreto que sin importar la complejidad o la sencillez del proyecto utilizan el mismo método: se prepara el terreno de soporte y posteriormente el concreto es instalado.

El postensado es un método similar al de presfuerzo, con la diferencia de que los cables de acero son tensados después de que el concreto ha fraguado.  Con el fin de disminuir el agrietamiento del concreto, el ingeniero francés Eugéne Freyssinet, desarrolló de forma práctica la idea de pretensar los elementos de concreto.

Postensar un elemento estructural significa crear en él,  antes o durante la aplicación de cargas externas esfuerzos, de tal magnitud que al combinarse con los resultantes de las fuerzas externas, anulen los esfuerzos de tensión o la disminuyen, manteniendolos con las tensiones admisibles que soporta el material.  

Este procedimiento se aplica, principalmente a los pisos, interiores o exteriores, que están expuestos a cargas móviles como las de montacargas pesados, aviones, cargas puntuales como las de estructuras de almacenamiento, racks, anaqueles o a cargas uniformemente distribuidas que se aplican directamente sobre el concreto.

Debido al diseño, materiales, equipos y mano de obra necesaria para la instalación de un piso postensado, la inversión debería estudiarse no sólo en el costo inmediato del proyecto, sino en términos de retorno de la inversión, costo-beneficio y calidad que ofrece el sistema a través del tiempo.

Razón por la que hemos desarrollado este listado de 6 razones por las que debería considerar un sistema de pisos postensados sobre un sistema de pisos de concreto tradicional.

  1. Ínfimo mantenimiento en juntas: En un piso postensado reducimos hasta en un 98% el mantenimiento en juntas gracias a que al colar las losas monolíticas se minimizan los problemas de alabeos y  filtraciones.
  2. Mayor Capacidad de Carga: Al tensar los torones estos permiten que la losa pueda soportar una mayor carga tanto puntual como distribuida, comparada con una losa del mismo espesor.
  3. Ahorro en materiales: Otra de las grandes ventajas es que se ahorra significativamente en concreto, acero y  mano de obra, debido que el piso es más delgado que su equivalente en concreto reforzado. Particularmente en hangares o cargas puntuales altas.
  4. Buen desempeño sísmico:  La integridad superior proporcionada por la continuidad de la losa y los cables que otorga un buen desempeño sísmico.
  5. Mayor modulación de piedras: El piso postensado puede contemplar piedras de 100m x 100m mientras que un piso tradicional normalmente es de 3m x 3m.
  6.   Mayor estética:  Al reducir el riesgo de grietas y los problemas de alabeo y despostillamiento en juntas logramos una vista más homogénea y estética.